24 - El poder de lo no-anónimo - 18/02/2006


Autor: Lic. Cristian F. Borghello

http://www.segu-info.com.ar



Primero apresaron a los comunistas, y no dije nada porque yo no era comunista.
Luego se llevaron a los judíos, y no dije nada porque yo no era judío.
Luego vinieron por los obreros, y no dije nada porque no era obrero.
Luego se metieron con los católicos, y no dije nada porque yo era protestante.
Y cuando finalmente vinieron por mí, no quedaba nadie para protestar.
Martin Niemöller (Alemania 14-01-1892 - 06-03-1984) [1]



Los 120 días de Sodoma (Les 120 Journées de Sodome ou l'école du libertinage) fue escrita en treinta y siete días -o mejor, en treinta y siete noches-, los que van del 22 de octubre de 1785 al 28 de noviembre de ese mismo año, en el que Donatien Alphonse François, Marqués de Sade cumplía los cuarenta y cinco.


El lugar de redacción fue una celda de La Bastilla, una de las prisiones en las que transcurrió casi la mitad de la vida del escritor. Corto de materiales, escribió en letra pequeña en un rollo continuo de papel de 12 metros de largo. [2]


¿Y que tiene que ver esto con la seguridad y con la información?... nada y todo. Proteger lo que somos y hacemos debería ser parte de nuestra vida porque de eso depende el control que otros no deberían ejercer sobre nuestra vida.


Según diferentes diccionarios y la wikipedia:

Anónimo proviene del griego anónymos "sin nombre", compuesto del prefijo negativo an- "sin" y ónoma "nombre".


El anonimato es el estado de una persona siendo anónima, es decir, que la identidad de dicha persona es desconocida. El anonimato es la condición de la persona que oculta su nombre o su personalidad, simplemente porque no se lo ha identificado o porque la persona no puede o no quiere revelar su identidad. [3]


Esto puede serle útil a víctimas de crimen y guerra, cuya identidad no puede o no debe ser reconocida; al Marquez de Sade, de cuya identificación dependía su vida; de "Anónimo", ese señor que ha escrito miles de obras y hasta se le adjudica el "Poema de Mio Cid" y "Las mil y una noches"; a quién desea informarse o informarnos desde lugares en donde el acceso a la información no es un privilegio.


La intimidad es la parte de la vida de una persona que no ha de ser observada desde el exterior, y afecta sólo a la propia persona. Se incluye dentro del "ámbito privado" de un individuo cualquier información que se refiera a sus datos personales, relaciones, salud, correo, comunicaciones electrónicas privadas, etc.


La privacidad es la parte más profunda de la vida de una persona, que comprende sus sentimientos, vida familiar o relaciones de amistad. Según dicta el artículo 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: [4]

"Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques."


¿Y que tiene que ver eso con la seguridad y con la información?. Todo. Recordemos que la privacidad y el anonimato están íntimamente relacionados con la confidencialidad.


La confidencialidad debe asegurar que la información sea accesible solo a las personas que tengan autorización para acceder a la misma, es uno de los tres pilares básicos de la Seguridad de la Información y se refiere a un principio ético de muchas profesiones.


Internet es el primer medio que ha logrado unirnos a "todos" en un solo lugar: el ciberespacio. Mantener el control de la información y la ignorancia de los pueblos es el fundamento del poder. En el ciberespacio hemos logrado comunicarnos, conocer, saber, aprender y mantenernos informados, que es la forma de hacerle perder poder al poder. [5]


Hoy, existe la creencia generalizada que en Internet somos anónimos y si bien, al menos para mí, es un estado deseable, en el mundo virtual como en el físico la anonimicidad no es tal.


Según la definición, para ser anónimos, no deberíamos tener nombre. Esto no sucede en la vida real y tampoco en la virtualidad de la red. Tenemos un nombre (una IP) que es rastreable, que es almacenado, que es controlado, que puede ser disfrazado, ocultado y cambiado pero nunca dejará de existir.


Nuevas herramientas son creadas cada día para mejorar nuestra calidad de vida, pero es indudable que algunas de esas herramientas contribuyen a disminuir el anonimato, la privacidad y la confidencialidad de, no solo usuarios de esas herramientas, sino también de terceros. [6]


Detrás de todo producto hay seres humanos con intereses -buenos, malos, económicos, políticos, religiosos- y es perfectamente natural que los defiendan. Como seres humanos tenemos derechos, pero aparentemente nos hemos olvidado de defenderlos, cerramos los ojos y no nos sentamos a pensar que, quienes están defendiendo sus intereses, arremeten contra esos derechos. [7]


Son innumerables los productos y servicios que actualmente ofrecen rastreo, invadiendo nuestra privacidad, eliminando nuestro supuesto anonimato y haciendo público lo que debería ser confidencial. Si investigamos con la suficiente fuerza todos tendrán un perfil claramente económico, competitivo, político o gubernamental.


Que en estos tiempos "expertos en seguridad" sigan afirmado que un sistema/dispositivo es 100% seguro no hace menos que preocuparme. Un claro ejemplo de esto es la implementación actual del pasaporte biométrico europeo y norteamericano con todas las controversias que esta disposición lleva aparejada. [8]

¿No deberían ser estos "expertos en seguridad" los que pongan freno a estos mitos?... y es aquí donde llegamos a la raíz de nuestro problema: la historia demuestra que se han controlado y se controlan pueblos sembrando el miedo y la ignorancia; la historia demuestra que nacen próceres y héroes donde ha habido déspotas y asesinos; la historia demuestra que la historia puede controlarse y re-escribirse.

En la actualidad las empresas y organismos tienen una "memoria" más amplia, lo que les da poder ilimitado sobre la información que almacenan, facilitando la alteración de nuestra historia. [9]


También es cierto que durante la ocurrencia de estos hechos hubo quien peleó a capa y espada contra estos poderes (¿eran estos los anónimos?) pero los mismos no fueron escuchados en su cuando y luego la historia demostró que es buena acallando esas voces definitivamente.


Es así que hay gobiernos y organismos que ajustan sus tuercas -censuras- para seguir manteniendo el control, argumentando la seguridad y el bienestar de sus ciudadanos con leyes de antiterrorismo que maltratan su propia constitución. [10]


También hay quienes que, para mantenerse y mantenernos informados, burlan estos controles. Es aquí donde la privacidad y anonimicidad adquiere mayor relevancia ya que la vida de muchos depende de ellas.


Las ventajas de no ser anónimo y que lo confidencial sea público son evidentes: todos saben que soy argentino, que tengo dos hijos adoptados de los cuales todos conocen sus datos "privados", que soy homosexual, que vivo en pareja con mi novio mexicano, en la ciudad de Buenos Aires, tengo SIDA y mi esperanza de vida es de 3 meses y... debo 5 pesos en el quiosco de la esquina. Ahora sí, me podrán enviar ofertas especiales de viagra, no podré solicitar un seguro de vida en ningún lugar del mundo y seré libremente discriminado por mi situación.

Claro, me había olvidado que una vez envíe mis análisis por mail a mi médico que se encontraba en Miami y que hablé por teléfono con mi primo finlandés para contarle de mi nueva pareja. [11]


Durante mucho tiempo pensé que el ciberespacio iba a ser la excepción a esto, pero hoy lo dudo porque la historia demuestra que los hechos se repiten. Me estremezco al pensar que Orwell tenía razón: [12]


Orwell



La guerra es la paz

La libertad es la esclavitud

La ignorancia es la fuerza


Nadie como el Marqués de Sade ha sabido desentrañar y poner al descubierto la hipocresía en que se hallaba sumida la sociedad en una época de nuestra historia. Su pecado ha sido, como es siempre, decir la verdad.


Seamos concientes que en la era de la información la llave es el conocimiento y este conocimiento comienza con el control de la información de qué y quiénes somos.



[1]

http://www.history.ucsb.edu/faculty/marcuse/niem.htm

http://en.wikipedia.org/wiki/Martin_Niemöller

http://en.wikipedia.org/wiki/First_they_came...


[2]

http://es.wikipedia.org/wiki/Marqu%C3%A9s_de_Sade

http://es.wikipedia.org/wiki/Los_120_d%C3%ADas_de_Sodoma


[3]

http://es.wikipedia.org/wiki/Anonimato


[4]

http://www.un.org/spanish/aboutun/hrights.htm


[5]

http://es.wikipedia.org/wiki/Ciberespacio

http://es.wikipedia.org/wiki/Internet


[6]

http://google.dirson.com/noticias.new/2298/

http://www.fayerwayer.com/archivo/2006/02/google_desktop_y_nuestra_privacidad.php

http://pc-news.com/detalle.asp?sid=&id=10&Ida=2295

http://www.cortell.net/2006/02/14/cuando-el-remedio-drm-es-peor-que-la-enfermedad/


[7]

http://laflecha.net/canales/blackhats/200602101/

http://www.laflecha.net/canales/blackhats/200601261/

http://www.baquia.com/noticias.php?id=10545

http://www.redherring.com/Article.aspx?a=15562&hed=AT%

http://www.eff.org/news/archives/2006_02.php#004400


[8]

http://www.kriptopolis.org/node/1773

http://www.kriptopolis.org/node/1294

http://www.elmundo.es/navegante/2006/02/09/esociedad/1139491757.html

http://www.cortell.net/2006/02/13/%c2%bfrfid-en-pasaportes-eso-ya-esta-pasado-y-hackeado/

http://www.totalnews.com.ar/detalle_noticia.asp?cod_noticia=8425


[9]

http://www.laflecha.net/canales/blackhats/200506051/


[10]

http://laflecha.net/canales/blackhats/noticias/200602121/

http://www.cortell.net/2006/02/03/viva-la-libertad-de-expresion-2/

http://www.cortell.net/2006/01/28/la-administracion-bush-miente-e-infringe-la-ley-y-la-constitucion/


[11]

http://www.laflecha.net/articulos/blackhats/privacidadvsprogreso/


[12]

http://es.wikipedia.org/wiki/1984_(novela)

http://www.elpais.es/recorte.php?xref=20051230elpepivin_2&id=SCO&type=Ges




Buenos Aires, 18 de febrero de 2006



Actualidad

Virus-Antivirus